eszh-TWcsnlenfrgldeitjakoptru

La Junta considera "conveniente" mejorar la calefacción de los institutos

CGT critica la "endeblez" de los informes sobre el frío tras medirse temperaturas inferiores a los 17 grados

El alumnado y el profesorado del IES Rafael Alberti denunció el mes pasado las bajas temperaturas que estaban padeciendo en el equipamiento educativo. Para combatir el insoportable frío, no se desprendían de las ropas de abrigo durante las clases. De ello dio buena cuenta este medio, que fue testigo de los abrigos abrochados y de los 13 grados que marcaba el termómetro colocado en uno de los pasillos. Y asimismo, este periódico también informó de la denuncia presentada por el sindicato de Enseñanza CGT ante la Fiscalía por "las penosas condiciones en que se encuentran numerosos centros de Cádiz, donde estudiantes y docentes tienen que soportar temperaturas extremas". 

La Delegación territorial de Educación de Cádiz comunicó entonces que se estaba realizando un informe, y a los pocos días anunció la conclusión de dicho estudio: "Todos los centros visitados se encuentran dentro de los rangos legales de temperatura en los espacios de trabajo y estudio". 

No obstante, este medio ha tenido acceso a los informes que el Gabinete de Seguridad y Salud de la Delegación territorial de Educación realizó tras visitar los institutos Rafael Alberti, Fernando Aguilar Quignon y Fuerte de Cortadura, y en los tres se expone que sería "conveniente" mejorar los sistemas de calefacción. Y es que no todos los resultados están dentro de los límites establecidos por normativa. Se registran temperaturas inferiores a los 17 grados.  En este punto hay que señalar que el Real Decreto 486/1997, de 14 de abril, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo, recoge que la temperatura de los locales donde se realicen trabajos sedentarios propios de oficinas o similares estará comprendida entre 17 y 27 grados; y la temperatura de los locales donde se realicen trabajos ligeros debe ser de entre 14 y 25 grados. 

Según los informes de la propia Junta, en el aula de 2º de Bachillerato del Alberti se registró una temperatura seca de 15,5 grados a las 14:25 horas del día de la medición. Y en el aula 2.5 del Fuerte de Cortadura, la temperatura fue de 16 grados a las 9:35 horas. 

CGT ha incorporado estos tres informes (más otros siete de otros centros de la provincia) a la denuncia que presentó el pasado 24 de febrero ante la Fiscalía, resaltando además que los documentos los redactó "un único técnico" en base a "una sola medición y, curiosamente, en días que no hizo demasiado frío, incluso en algunos casos en horas cercanas al mediodía, y con ausencia absoluta de testificales". Es por ello que el coordinador del Gabinete de Salud y Prevención de Riesgos Laborales de CGT Educación, Rafael Fenoy, tacha de "endeble" lo estipulado en dichos documentos. "La endeblez de las mediciones -comenta- es asumida por el propio autor de los informes al considerar en todos los casos que sería conveniente mejorar los sistemas de calefacción del centro por parte del propio centro, con cargo a sus presupuestos, o bien a la Agencia Pública Andaluza de Educación y Formación, según corresponda, mediante el arreglo o la adecuación del sistema eléctrico y la instalación de calefactores si fuera necesario". 

Fenoy considera que los datos presentados por el técnico son "objetivos", pero su interpretación es "graciable con la Administración educativa, favorable para con ella, pues a pesar de recoger temperaturas inferiores a los 17 grados concluye sólo que sería conveniente mejorar la calefacción", incide. E igualmente, rechaza la metodología aplicada: "Si realmente se quiere hacer un estudio en condiciones, se deben realizar mediciones varios días y de forma aleatoria". 

En el IES Rafael Alberti la fecha de actuación fue el 10 de febrero. En ese día se registró en Cádiz una temperatura máxima de 16 grados y una mínima de 11, según recoge la web www.accuweather.com.  Al IES Fernando Aguilar Quignon acudió el técnico dos días después, y la temperatura osciló ese día entre los 16 y los 9 grados. Y el 25 de febrero acudió al Fuerte de Cortadura, ese día el termómetro se movió entre los 15 y los 6 grados. 

Fenoy lamenta que Educación no elaborara antes ningún estudio sobre las denuncias que su sindicato lleva realizando desde 2011 sobre las temperaturas extremas en centros de la provincia, "y de las que hay incluso requerimientos, entre los años 2013-2014, para que la Delegación actúe por parte de Inspección de Trabajo". Por último, lamenta la "cobardía" con la que la Administración está abordando este asunto, "en una clara intención de escurrir el bulto de sus responsabilidades". 

Este medio intentó contactar ayer con los tres directores, pero sólo fue posible hablar con el responsable del Alberti. Manuel Castillo explicó que, días atrás, el secretario general de la Delegación le dijo que el centro debía asumir la sustitución de los radiadores: "Por motivos económicos, los repondremos poco a poco. Estamos viendo cuántos hay que cambiar y pidiendo presupuestos". "A este problema hay que darle solución".